martes, 30 de junio de 2009

Aprendizaje

En estos días aprendí.

Aprendí que la vida no siempre es color de rosa. Aprendí que hay cosas injustas. Aprendí que un buen amigo puede subirte el animo en 5 segundos o en algunos casos, casi instantáneamente. Aprendí que siempre va a haber cosas buenas y cosas malas. Después de todo... Así es la vida, ¿no?

La vida tiene un aprendizaje continuo. Nadie nace sabiendo. La vida es un proceso lento de aprendizaje. Muchas veces duele, otras no tanto. De eso se trata. Todos deberíamos ser positivos. Siento una gran alegría cuando me pasan cosas buenas. Pero cuando pasan cosas malas, no hay que quedarse sentados y no hacer nada. Hay que pararse sobre la silla, levantar los brazos y decir "Yo puedo". Todos podemos hacer lo que deseamos. Todos somos especiales en algún modo.

Hay personas que dan consejos. Pero hay diferentes tipos de personas que dan consejos.
  1. Hay personas que dan buenos consejos porque han pasado por tu misma situación o conocen a alguien que la transitado.
  2. Hay personas que dan malos consejos porque no saben expresar lo que piensan con palabras.
  3. Hay personas que dan buenos consejos haciéndose los sabihondos cuando en realidad no saben nada, pero aún así sus consejos son buenos.
  4. Hay personas que dan malos consejos porque simplemente nos saben lo que dicen.
  5. Y por ultimo, hay amigos.
Un amigo realmente no se interesa por sobresalir dando un consejo. Simplemente lo da. No importa si es bueno o malo. Lo tomas o lo dejas.

La vida es un aprendizaje continuo.
Transitémoslo juntos.

domingo, 28 de junio de 2009

Volvamos...

Hacía mucho tiempo que no me dedicaba a escribir... La ultima vez que lo hice se me borró todo y no tenía más ganas de volver a redactar mis pensamientos. En realidad, esa es una excusa que me inventé después de comprender el motivo verdadero por el cual no había escrito en mucho tiempo. La verdad es que... me faltan amigos.


La vida es dura. A veces, las cosas cambian para bien. Otras para mal. Los amigos hacen que esos días feos se desvanezcan. Sujétalos fuerte, no los dejes ir... no te deseo lo que nos está pasando a nosotros.

Encontré nuevos amigos durante este año. Aprendí a ver amigos donde antes solo había compañeros. Así fue como de un día de estar riéndome con mis dos mejores amigas, pasé a un día en el que encontré la satisfacción de reírme junto a muchos más. Lo quiero decirte es que este año nos cambió mucho. Pasé de llevarme muy mal con mis compañeros varones a amarlos como hermanos y ganar muchas amigas nuevas.

Debería estar disfrutándolo... ¿no te parece? Pues no es así. Perdí a una gran amiga este año. Y aunque gané muchas más personas que espero que estén conmigo toda la vida, esa persona que se fue sigue faltándome. Estoy cansada de eso. Porque cada vez que hago algo, ella me mira con cara de "Uy, sos re estúpida, ¿por qué haces eso?" y ya me canse de seguir aguantándome la bronca, a pesar de saber que una estúpida y simple frase que me diga con una sonrisa basta para que me olvide de todo y la perdone. Sabiendo de sobra que me encierro en mi cuarto, pongo el nuevo CD de los Jonas y cuando escucho Turn Right las lágrimas asoman solas, mientras trato de convencer a mi mejor amiga por chat que no vale la pena gastar lágrimas por ella. A mi me parece que eso es hipocresía. ¿Y a vos?

Nunca me había puesto a pensar en cuanta razón tienen a veces esos dichos que escuchamos casi toda nuestra existencia. Es increíble como una estúpida situación puede hacerte dar cuenta de que es lo que está pasando en tu vida. "No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes". ¿Lo has escuchado alguna vez? Yo creo que si. De seguro más de una vez. Tiene toda la razón. No sabés lo que es tener un verdadero amigo hasta que lo perdés, no sabés lo que es tener una verdadera conexión con una persona hasta que esa conexión se corta, no sabes lo que es disfrutar de ir a la casa de tu mejor amigo hasta que de pronto ya no sos bienvenido... ¿Querés que siga la lista? ¿No? ¿Será porque sabes que es verdad?

La verdad es que la extraño, extraño a mi mejor amiga Juli, extraño a mi hermana de secretos, mi hermana de chismes... Ahora la veo y ya no es más la que era antes. Las personas cambian, así como las relaciones que tenemos entre los amigos. Algunas se fortalecen y otras se desvanecen y quedan ahí, ocultas en algún lugar de tu mente hasta que alguna foto vieja, una frase ya dicha anteriormente o alguna situación ya vivida las saca a relucir. ¿Y sabés qué? Eso duele. Duele en el alma, en el corazón. Y como diría Mafalda, parada sobre el banquito que arrastró hasta el baño enfrente del botiquín con una curita en la mano: "¿Cómo diablos hace uno para pegarse esto en el alma?". ¿Llorar solo? ¿Conseguir nuevos amigos? No sirve nada. Nada reemplaza esos momentos vividos, esas alegrías y tristezas compartidas que disfrutamos y padecimos mientras la niñez se nos iba de las manos y la amistad que tan fuertemente construimos se ve derribada por una bomba de algún sádico masoquista. Pasan los años y de pronto descubrís que el "sádico masoquista que destruyó nuestra amistad" era ni nadie más ni nadie menos que tu mismísimo amigo, ese que perdiste en medio de la batalla que es la vida.

Por eso es que pregunto: ¿Qué nos pasó? ¿Es justo que la gran amistad que nos unía se haya desvanecido así como así? No, no lo es.Volvamos a ser los de antes, pero sin perder los lazos que conseguimos en la ausencia de otros. Sin rencores, sin odio, ni celos. Piensen en esos grandes momentos que pasamos juntos y que no se van a olvidar: Carlos Paz, actos, campamentos, cumpleaños, fiestas... Hemos vivido juntos más de la mitad de nuestras vidas, ¿vamos a arruinarlo ahora?

Los mejores años de nuestras vidas siguen corriendo, y nosotros nos quedamos atascados en el medio por un simple y enquilombado incierto. No dejemos que eso nos pase, por favor, te lo pediría de rodillas. Te pediría que seas mi amigo, que no seas falso...

Los amigos que tenes ahora son para toda la vida.

Piénselo bien.
Recuerden, busquen fotos de antes, cuando todos éramos amigos.
Las sonrisas todavía eran reales.

PD: Juli, espero que hayas leido hasta acá. Espero tu comentario o tu llamada.