jueves, 17 de octubre de 2013

Ellos.

Nadie me entiende como ellos. Nadie me deja decir tantas pelotudeces como ellos. Nadie se va tanto al carajo como ellos. Nadie me hace el aguante como ellos. Nadie me habla en Inglés como ellos. Nadie me manda fotos graciosas como ellos. Nadie planea nuestros casamientos como ellos. Nadie es como ellos.

No espero que entiendas lo que siento por ellos, porque seguramente vos no los conocés como yo. Ellos son míos, son especiales, son mis amigos. Y a pesar de no habernos visto nunca, o de habernos visto dos veces en nuestras vidas, son mis amigos. Están cuando los necesito y yo estoy cuando me necesitan.

A nadie les cuento mis problemas como a ellos. Nadie sabe mis más profundos secretos como ellos. Nadie conoce mis miedos como ellos. Nadie me hace reír como ellos. Nadie es tan perfecto como ellos.

No sé que sería mi vida sin ellos.

Sin mi Reina de pelo rosa.
Sin mi Doctor con su corbata mal atada.
Sin mi Lucecita en la oscuridad.

Los amo, chicos. Gracias por todo.